Colaborar en la memoria        del Dr. Rafael de Vega


"Non lembrar os mortos é morrer dúas veces"


El Dr. Rafael de Vega poco antes de ser fusilado durante la despedida, estando en capilla, a la que sólo asistieron sus hijos mayores Rafael y Luis (tenían 18 y 15 años respectivamente), con una serenidad absoluta, hizo una serie de recomendaciones refutando la calificación de traidor y confirmando su plena conciencia que siempre había dedicado su vida política a "servir a la Patria y a la Libertad", pidiendo a sus hijos que reivindicaran su nombre "en este pueblo tan ingrato para mí". Estas fueron sus penúltimas palabras, las últimas, ya derribado y herido de muerte, pero no muerto, las pronunció antes de recibir el tiro de gracia, una vez sufrida la descarga: "A mí el primero que aún tengo vida".

Son muchas las personas, pacientes, familiares e instituciones, tanto públicas como privadas, que han contribuido a reivindicar su nombre, su vida, su obra y su memoria, para ello sirva como pequeño homenaje este "collage":

PERSONAS E INSTITUCIONES QUE HAN COLABORADO ACTIVAMENTE EN HONRAR Y DIGNIFICAR LA MEMORÍA  DEL DR. RAFAEL DE VEGA BARRERA:

 

"La vida y obra del Dr. Vega permanecerá para siempre en la memoria de los vivos"

Rafael J. Pérez de Vega

(Nieto del Dr. Rafael de Vega)